El objetivo de revalorización en Housers

Objetivo de revalorización

Otra forma más de poder diversificar nuestra cartera inmobiliaria es a través de participar en oportunidades con diferentes plazos de salida a través del objetivo de revalorización. En este sentido es muy importante tener en cuenta que aunque en Housers se puedan encontrar oportunidades a 12, 30 y 60 meses el criterio fundamental para llevar a cabo la venta del inmueble es el OBJETIVO DE REVALORIZACIÓNindependientemente del tiempo que haya transcurrido.

Esto supone, por lo tanto, que para llevar a cabo la venta lo fundamental es alcanzar el objetivo de revalorización fijado y para ser completamente transparentes a medida que exigimos un plazo de revalorización mayor estimamos un tiempo mayor para alcanzarlo, pero esto no quiere decir que la venta haya de producirse necesariamente en el plazo de tiempo marcado.

Para ilustrar esta situación hemos llevado a cabo una simulación con las 3 oportunidades en Madrid que actualmente se encuentran abiertas a nuestros usuarios. Esta simulación consiste en una aportación de 3.000 en  cada una de las tres oportunidades actuales (Blasco de Garay, Estrecho y Malasaña) y hemos tenido en cuenta que el objetivo de revalorización se alcanza en los siguientes plazos:

Los resultados son los siguientes:

Como puedes observar en la gráfica con una una aportación total de 9.000€ entre las tres oportunidades podrías obtener en dos años una rentabilidad después del Impuesto de Sociedades de un 19%. Pero lo más importante de todo es que Malasaña, a pesar de tener considerado un plazo de tiempo mayor que las otras dos oportunidades si la venta se produjese a los dos años (tal y como estimamos debido al tipo de inmueble y a la zona en la que se encuentra) se habría obtenido una TIR (Tasa Interna de rentabilidad) del 15,74%, mucho mayor que en el resto de oportunidades.

En definitiva, bajo este criterio que nos marcamos se derivan tres consideraciones fundamentales:

  • Aunque existan oportunidades a 12, 30 y 60 meses la venta se produce cuando se alcance el objetivo de revalorización fijado.

  • Si hay oportunidades con plazos más largos es porque pedimos una mayor revalorización.

  • Si estimamos plazos de revalorización más largos siempre se hace bajo un principio de prudencia para ser totalmente transparentes al exigir una mayor rentabilidad.

Por ello, aunque en un principio exista un plazo de 60 meses (como ocurre en Malasaña por ejemplo) si el objetivo de revalorización fijado se consigue en unos meses la salida se llevará a cabo en ese momento, sin necesidad de esperar 5 años.

Esta situación ya se ha dado en Troya donde se alcanzó el precio de revalorización exigido en sólo 6 meses y en breve ocurrirá también en Santa Julia, a pesar de que ambas oportunidades tenían fijado un plazo estimado de 60 meses.

Por tanto, aunque a priori pudiese parecer que las oportunidades a corto plazo son las mejores, posiblemente, y lo veremos en poco tiempo, aquellas que tienen objetivos de salida más altos (y por tanto, más plazo) tienen un potencial de rentabilidad mucho mayor. En Housers, nos gusta ser conservadores y por tanto ajustar los tiempos, pero es el margen de seguridad que requerimos.

2 Comments

  1. LOS EJEMPLOS PRÁCTICOS QUE ESTÁIS PONIENDO ULTIMANENTE los encuentro MUCHO MÁS ILUSTRATIVOS que la información que poníais hace meses.
    ENHORABUENA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*