El precio medio se incrementó un 1,8% en febrero.

Invertir en vivienda cada vez más rentable.

Los últimos datos que ha ofrecido el último informe de la sociedad de tasación Tinsa demuestran que invertir en vivienda es un acierto. El informe, elaborado con datos propios y del Ministerio de Fomento, muestran que el precio medio de la vivienda terminada, tanto nueva como de segunda mano, sigue evolucionando de forma positiva al igual que al comienzo del ejercicio. El crecimiento en febrero a nivel nacional ha sido de un 1,8% interanual.

En el caso de Baleares y Canarias el incremento es aún mayor, un 4,4% respecto a febrero de 2016. El encarecimiento en febrero está provocado por las capitales y grandes ciudades, con un 3,4% siguen posicionándose como los motores del sector.

 

invertir en vivienda

 

El «stock» de vivienda nueva ratifica que el mercado se mueve a dos velocidades

El panorama es dispar según el área geográfica. Desde el comienzo de la crisis en 2008, se han finalizado en España 1,6 millones de viviendas, de las que un 21,4% seguía sin ocuparse en octubre de 2016, una proporción inferior al 24,9% del año anterior. La región madrileña acapara un 16,1% del total de las construidas desde 2008.

La Comunidad de Madrid va acabando poco a poco con las viviendas nuevas que tiene para vender. Según Tinsa, desde el comienzo de la burbuja inmobiliaria en 2008 se han construido 185.000 viviendas y un 16,1% de ellas se encuentran vacías. La mayoría de estas se ubican en el sur, en los ensanches de Carabanchel y Vallecas, donde la desocupación alcanza el 25%.

En contraposición, los nuevos barrios de la zona norte como Montecarmelo la desocupación de vivienda terminada es inferior al 5% siendo en Sanchinarro y Las Tablas menor al 10% y en la emergente zona de Valdebebas llega al 15%.

El mercado inmobiliario postula como el sector más atractivo

En un momento en el que la deuda y los depósitos ofrecen rendimientos muy bajos, el mercado inmobiliario brilla como apuesta segura. La vivienda vuelve a ser la inversión refugio de los ahorradores e inversores que buscan elevadas rentabilidades y poco riesgo. De hecho, el pasado semestre las compraventas realizadas en busca de rentabilidad acapararon el 28,1% del mercado según un estudio de Tecnocasa y la Universidad Pompeu Fabra.

Y es que, invertir en vivienda es muy atractivo a día de hoy. Comprar un piso para ponerlo en alquiler en España ofrece una rentabilidad bruta media del 4,4% anual. Si tenemos en cuenta la revalorización la cifra llega al 8,4% según los últimos datos del Banco de España correspondientes al tercer trimestre de 2016.

A falta de conocer las estadísticas oficiales del último trimestre del año pasado, teniendo en cuenta datos del Colegio de Registradores, la rentabilidad total llegaría al 10,1% debido al aumento de rentabilidad en el mercado del alquiler (4,4%) y los precios (5,7%)

En las grandes ciudades como Madrid o Barcelona invertir en vivienda alcanza cifras aún superiores, llegando al 20% en zonas céntricas ya que se encarecen a un fuerte ritmo.

El sector residencial traerá la consolidación en 2017.

La previsión para Tinsa es que los precios de la vivienda nueva pendiente de vender sigan al alza este año, vaticinando un incremento de hasta un 9% en la capital.

A nivel general los precios también seguirán incrementándose en zonas concretas de costa convertidas en destinos y referentes turísticos, sobre todo si se trata de viviendas de lujo. Las razones es que se prevé que británicos, franceses, alemanes y escandinavos, que son los que más mueven el mercado internacional, continuarán invirtiendo en vivienda en la costa atraídos por el momento dulce del sector inmobiliario español, la alta rentabilidad de los precios, la oferta sociocultural y la seguridad.

A modo general, los analistas prevén un buen año para invertir en vivienda, después de que las ventas crecieran con fuerza el año pasado (13,6%) la previsión es que suban más de un 10% este año, las viviendas se encarecen y el crédito hipotecario sigue al alza. Mientras, los alquileres también se revalorizan a pasos agigantados, un 15,9% en 2016.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*