Superamos las rentabilidades de la deuda pública

factores para invertir

En el verano de 2012 España llegó a pagar más del 7% por los bonos a 10 años. El incremento de la prima de riesgo que comenzó en 2009 en España y otros países con alta deuda pública y privada provocó la crisis de la deuda soberana y del euro.
Algunos tales como Grecia, Portugal o Irlanda tuvieron que ser intervenidas por el FMI, BCE y la Comisión Europea imponiendo duras medidas para ajustar y reducir los déficits públicos.

Entonces, se comenzó a contribuir a la resolución de la crisis del euro con las compras a la deuda de los países europeos  que estaban en una situación límite en los mercados secundarios. También tiene valor el hecho de que los habitantes de países como Irlanda, Portugal, Grecia o nuestro país aceptasen devaluaciones como el descenso de los costes, salarios o la gran burbuja inmobiliaria que se padeció.

Los bonos españoles en mínimos históricos

En lo que va de año, el interés del bono español a diez años ha caído en casi 75 puntos básicos, después de haber comenzado 2016 en el 1,732%. En los últimos días cotiza por primera vez en la historia muy por debajo del 1%, que se traduce en que hay que pagar menos del 1% a los inversores para venderles deuda soberana.

A pesar de ello, dicha caída del interés se valora como positiva por parte del Ministerio de Economía ya que “supone confianza en la economía española” en su opinión.

En el día de ayer el bono a 5 años cerró con un 0,188.

Como consecuencias esto implica un problema para los ahorradores conservadores ya que escogiendo colocar sus ahorros en deuda pública están comprando en máximos de precios sumado al riesgo que implica ya que en a largo plazo, el BCE dejará de comprar bonos pudiendo llegar como en el resto de países a rentabilidades negativas.

A pesar de ser más usado el bono a 10 años, para nuestro análisis escogemos las rentabilidades de los bonos a 5 años ya que la mayoría de los proyectos de Housers tienen un tiempo estimado de 5 años para alcanzar el objetivo de revalorización propuesto.

bono a 10 años

 

Como se puede observar en el gráfico, en Housers se obtienen rentabilidades superiores a los bonos de las principales potencias económicas europeas,  siendo Housers un 2,55% más rentable que el bono con mayor rentabilidad.

Además se debe tener en cuenta que en este análisis, calculamos las rentabilidades medias de Housers únicamente con el alquiler de los inmuebles (3,28%).

El inversor obtiene en realidad más rentabilidad, ya que habría que sumar la plusvalía obtenida por la revalorización del inmueble a la venta (18,29% de media) que se traduce en ganancias adicionales

La situación actual con tipos  a bajos históricos hace que invertir en deuda soberana no sea rentable (en algunos casos hasta se pagan intereses negativos).

La cotización de los bonos a 31 de agosto no invitan a invertir y la situación tras el Brexit unido a los problemas socio-políticos de la zona euro no son nada halagüeñas para los inversores.
Los países con rentabilidades mayores como puede ser Grecia tienen la gran incertidumbre de si retornaran la inversión, ofreciendo así mayor rentabilidad pero con pocas garantías a un riesgo extremo.

Con Housers la rentabilidad es muy superior y el riesgo es mínimo.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*