Housers productos de inversión peligrosos

No inviertas en productos financieros que no entiendes. En el mundo financiero existen una infinidad de productos de inversión, cada uno con sus propias características, riesgos específicos, costes, etc. Así encontramos desde los más conocidos como puede ser un plan de pensiones o las acciones hasta productos mucho más complejos como las obligaciones convertibles, preferentes, SWAPs, commodities o CFDs.

A la hora de realizar una inversión es muy importante conocer de qué tipo de producto estamos hablando y cuáles son sus características para evitar encontrarnos con situaciones indeseables en el futuro.

En muchas ocasiones ocurre que las descripciones escritas de los productos están rodeadas de un oscurantismo innecesario que confunde a la gente y obliga a tener unos conocimientos financieros altos para poder saber en qué estamos invirtiendo exactamente. Un ejemplo muy claro que ha afectado a mucha gente ha sido todo el tema de las preferentes.

Recientemente han surgido varias noticias que ejemplifican este tipo de situaciones. El martes 24 de noviembre aparecía la noticia de que los bonistas del Banco Popular acumulaban pérdidas de un 80,77% debido a que el precio de la acción se encontraba por los suelos. Al tratarse de bonos convertibles en acciones estos inversores han hecho un negocio ruinoso.

Otra situación preocupante ocurrida durante la última semana ha sido la situación de Abengoa, su petición de preconcurso de acreedores y su suspensión de cotización en el IBEX35 por parte de la CNMV. No vamos a entrar en detalles sobre los motivos de esta situación, pero sus inversores, el 26 de noviembre, vieron como el valor de las acciones de la empresa se desplomaba un 54%.

Esta situación no sólo ha afectado a aquellas personas que tomaron la decisión de invertir en Abengoa sino que aquellos que decidieron obtener una rentabilidad a través de algún fondo de inversión también se han podido ver afectadas. En España, un total de 16 fondos de inversión,  contaban con capital invertido en esta empresa y, por tanto, han visto su rentabilidad afectada por esta situación.

Teniendo en cuenta las rentabilidades de los últimos años ofrecidas por los fondos de inversión en España (2,9% en 10 años), los planes de pensiones (1,2% en 15 años) o las acciones del IBEX (3,28% en 15 años) y el riesgo que hay que asumir, es indudable que existen otros productos de inversión donde corriendo un riesgo mínimo la rentabilidad que se puede obtener es muy alta. Ejemplo de esto es Housers y su sistema de compra inmobiliaria donde por una participación muy pequeña puedes ser propietario de un bien inmueble en las mejores zonas de España.


Autor imagen: Daniel Lobo
Fuente imagen