diferencias-entre-Housers-y-socimi

La primera gran diferencia es que los usuarios de Housers eligen los inmuebles en los que quieren comprar, en las SOCIMIs los inversores no eligen, es la propia SOCIMI la que decide en que inmuebles participa.

Otra diferencia es que en Housers los proyectos son aislados e independientes del resto, es decir, no están todos los inmuebles en los que los usuarios participan en la misma sociedad si no que cada proyecto está en una sociedad diferente a la del resto de proyectos. En las SOCIMIs todos los inmuebles están a nombre de la misma sociedad por lo que la contaminación del riesgo se hace más evidente.

Además, en Housers puedes dejar de participar en un proyecto dejando el resto de tus compras intactas, en las SOCIMIs no.

Los usuarios de Housers no tienen limitaciones en relación al tipo de activo en lo que compran, sin embargo las SOCIMIs están obligadas a que el 80% de los inmuebles que compran sean urbanos y destinados exclusivamente al alquiler durante al menos un plazo de tres años. Por otro lado, las SOCIMIs sólo pueden vender el 20% de los activos que han comprado, en Housers no existe ninguna limitación.

En Housers puedes comprar desde el salón de tu casa, no necesitas de un banco o bróker, en las SOCIMIs no lo puedes hacer.

La tecnología es otra gran diferencia, en Housers abaratamos costes dado que reducimos al mínimo el personal y los gastos de administración, lo que se traduce en más rentabilidad a nuestros usuarios.