Comprar para alquilar como inversión

Comprar para alquilar en el mercado inmobiliario se ha convertido en una opción muy interesante en un sector que se encuentra en pleno crecimiento y en un momento donde el resto de alternativas ofrecen unas rentabilidades muy poco interesantes.

Durante 2016 la inversión en vivienda para alquilar se ha convertido en uno de los principales motores del sector inmobiliario. Los últimos datos del Banco de España señalan que el total de viviendas en alquiler sobre el total del parque de viviendas nacional ha pasado del 9,59% al 14,5% en los últimos 12 años.

Estos incrementos han tenido lugar en todas las Comunidades Autónomas destacando especialmente la Comunidad de Madrid (del 13,6% al 17,4%) y en Cataluña (del 16,6% al 19,8%). En las ciudades de Madrid (20%) y Barcelona (30,10%) el mercado del alquiler ha ganado un peso bastante importante durante los últimos años.

A continuación pasamos a detallarte los números más importantes que hacen que comprar para alquilar sea una de las mejores alternativas para el ahorro y la creación de patrimonio durante los próximos años. Invertir en vivienda nunca ha sido tan fácil como ahora con Housers.

Comprar para alquilar: todos los números en positivo

 

Precios

 

Según el último Informe elaborado por la Universidad Pompeu Fabra sobre el mercado del alquiler en España, el precio del alquiler en España durante 2016 experimentó un incremento del 4,72% respecto al año inmediatamente anterior. No obstante ha sido en Madrid y Barcelona donde estos incrementos han sido mucho más acusados. En Madrid, el incremento interanual en el precio del alquiler fue del 6,26% mientras que en Barcelona ha sido del 11,84%.

De nuevo son las grandes ciudades las que presentan unos mejores números como viene siendo habitual durante los últimos años.

 

Demanda

La dinamización del sector del alquiler no sólo se observa en el incremento de precios sino que existen otra serie de indicadores que dan una idea de cómo este sector cada vez está cogiendo una mayor fuerza en España.

En este caso, la demanda de vivienda para alquilar durante 2016 ha sido creciente puesto que, según los datos del informe elaborado por la Universidad Pompeu Fabra, el número de días necesarios para alquilar y el número de visitas por parte de potenciales inquilinos se ha reducido considerablemente como se puede observar en la siguiente tabla.

Comprar para alquilar demanda

Otro dato a destacar de por qué comprar un piso para alquilar es una muy buena decisión es como el poder de negociación para rebajar el precio del alquiler ofertado del futuro inquilino también se ha visto reducido durante los últimos años. El alquiler final apenas es un 3% inferior al alquiler ofertado.

La realidad es que se está produciendo un cambio de mentalidad en la sociedad española y la tan manida frase de «alquiler es tirar el dinero» está pasando a mejor vida por parte de los llamados millennials.

Pero no es sólo este cambio de mentalidad lo que explica este crecimiento en el mercado del alquiler. A ello también está contribuyendo la mejoría de la economía española en general y sobre todo el descenso paulatino del desempleo.

La mejor muestra de esto son las grandes ciudades de Madrid y Barcelona donde según los precios del alquiler de otro portal inmobiliario han aumentado conforme el desempleo ha ido descendiendo.

 

Comprar para alquilar desempleo y precio del alquiler madrid

 

Desde el comienzo de 2014 hasta el final de 2016, el desempleo ha caído en casi cinco puntos porcentuales en Barcelona y cuatro en Madrid. La mejora de estos números ha provocado un importante repunte en los precios de los alquileres.

 

Comprar para alquilar desempleo y precio del alquiler barcelona

 

 

Falta de stock de vivienda nueva

Esta situación coincide además con una oferta muy escasa en las dos grandes ciudades. Tanto en Madrid como en Barcelona existe una falta de stock de vivienda nueva que comienza a ser alarmante y que está provocando un alza en los precios del alquiler. Según datos del Ministerio de Fomento  durante los años 2014 y 2015 se terminaron solo 8.891 casas en la capital y 5.271 en la Ciudad Condal.