En el artículo de hoy te queremos hablar sobre una nueva tendencia en el sector inmobiliario: la construcción modular.

La construcción modular está teniendo muy buena acogida en nuestro país y sus beneficios frente a la construcción tradicional son muchos. Sigue leyendo para conocer todas las ventajas de este tipo de construcción.

¿Qué es la construcción modular?

Las casas modulares se construyen en fábricas bajo estrictos procesos industrializados como si se tratara de un mueble, y son una excelente alternativa a las viviendas de construcción tradicional.

Las viviendas modulares proceden de la unión de elementos constructivos estandarizados de cuya combinación nace una edificación. Cada módulo corresponde a un cuarto propio como un cuarto de baño, una cocina o un salón. La rapidez en los plazos de entrega y sus precios competitivos son algunas de sus principales ventajas.

En las últimas décadas la sofisticación de las viviendas modulares ha aumentado y gracias a nuevos métodos y tecnologías, se pueden construir y transportar grandes módulos a cualquier lugar. Esto ha permitido que las casas modulares se conviertan en una gran opción para los que buscan una vivienda vacacional o una vivienda permanente.

Ventajas de la construcción modular

La construcción por módulos te permite ahorrar muchos costes durante el proceso de construcción. Además, sus plazos de entrega son bastante más cortos que en la construcción tradicional.

Pero las ventajas de la construcción modular no terminan aquí. La construcción modular se desarrolla bajo minuciosos criterios y rigor. El sistema de construcción de estas viviendas, a base de paneles de hormigón no requiere mantenimiento especial y los procesos de producción están sujetos a un mayor control que en una obra tradicional.

Otro beneficio de las viviendas modulares es la eficiencia energética. Debido a los materiales utilizados en su proceso de fabricación y la reducción de huecos y corrientes de aire, cuentan con un excelente sistema de aislamiento térmico. Esto te ayuda a conseguir el confort térmico dentro de la misma, reduciendo los sistemas de climatización y consecuentemente te ayuda a reducir los costes en las facturas de luz y gas.

Las viviendas modulares se pueden desmontar fácilmente, gracias a que los módulos vienen preparados para ser ensamblados y desensamblados, permitiendo que la vivienda se pueda trasladar de un lugar al otro. Además, las posibilidades de reforma y ampliación están siempre abiertas, ya que gracias a su construcción por módulos se pueden añadir fácilmente nuevos espacios. Esta característica es sin duda una de las principales ventajas de las viviendas modulares, ya que las viviendas se ajustan a la perfección a las necesidades que puedan surgir en el futuro.

Invierte en una vivienda modular

Descubre Modular Home Madrid, la primera oportunidad publicada en Housers para invertir en la construcción de una vivienda modular con una piscina en Las Rozas (Madrid) que será utilizada como oficina de ventas/showroom para la comercialización de viviendas modulares durante los próximos 3 años.

¿A qué esperas? ¡No te quedes fuera!

 

Housers es una plataforma de financiación participativa que ofrece la posibilidad de invertir en préstamos a sociedades previamente estudiadas y analizadas. Housers no proporciona asesoramiento financiero y nada en esta web debe interpretarse como tal. La información que aparece en estas páginas es para fines de información general y no constituye un asesoramiento específico. Los Proyectos de financiación participativa publicados en la Web no son objeto de autorización ni de supervisión por la CNMV ni por el Banco de España ni por cualquier otro regulador, nacional o extranjero. Así como la información facilitada por el promotor no ha sido revisada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores ni constituye un folleto informativo aprobado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Las previsiones, e información presentadas son solo planes de negocio, y como tales, pueden ser distintos en el transcurso de las operaciones. Existe riesgo de pérdida total o parcial del capital invertido, riesgo de no obtener el rendimiento dinerario esperado y riesgo de iliquidez para recuperar su inversión. El capital invertido no está garantizado por el fondo de garantía de inversiones ni por el fondo de garantía de depósitos.